Clavo o Tornillo «la queja»

Todos hemos sido diseñados por Dios con una función específica. Cada una de las cualidades, rasgos físicos, dones y talentos que conforman a una persona han sido otorgados por el Padre Creador. «Aprendamos a valorar lo que nos ha sido dado por Dios y tengamos presente que somos el reflejo de su inmenso amor».

El mejor antídoto para la queja es la acción de gracias. La gente realmente agradecida no se queja. Están demasiado ocupados agradeciendo por todas las cosas buenas que tienen que no tienen tiempo para notar cosas de las que podrían quejarse.

(ilustración)

Un clavo se quejaba ante su amigo el tornillo.
–«Mi vida es muy desgraciada pues cada vez que quiero ser útil, hay un martillo que tiene que golpear mi cabeza hasta hundirme en la madera; imagínate como me siento cuando la madera es dura, o cuando para colgar un cuadro me clavan en la pared. Mi dolor es intenso y a veces me doblo; pero pobre de mí cuando me pasa esto; pues me arrancan con una tenaza y me golpean en las costillas para enderezarme, y vuelta a empezar. ¡Qué triste y golpeada es mi vida! En cambio tú, con tu rosca elegante y tu cabeza acanalada, no solo eres más bello, sino que no tienen que golpearte como a mí».

El tornillo, que había escuchado las quejas del clavo, replicó:
–«Tú te lamentas por los golpes y piensas que yo tengo una vida fácil, pero te equivocas. Si supieras lo que debo soportar cuando el destornillador me retuerce una y otra vez hasta que consigue atornillarme. Siempre acabo mareado y adolorido. Más de una vez mi canaleta se abre partiendo mi cabeza en dos y entonces como ya no pueden enroscarme, suelen golpearme como a ti y claro, al tener rosca, mi sufrimiento es mucho mayor que el tuyo. Y otra cosa que me molesta muchísimo de ser un tornillo es que cuando alguien está medio loco o tonto, dicen: «A este le falta un tornillo». ¿Te parece eso normal?».

¿Te sientes usado? Hubo un silencio pero de pronto el clavo empezó a reflexionar en voz audible:

–«Los hombres no son locos o tontos porque les falte un tornillo, sino porque tienen necesidades, problemas y cometen muchos errores en la vida. Créeme, que de este asunto, yo sé bastante. Jesús murió precisamente por todos esos errores y necesidades de los hombres y fueron mis parientes los clavos, los que se encargaron de clavar en la cruz sus manos y sus pies. Nunca me he sentido orgulloso con eso que hicieron mis antepasados, pero por otro lado, siento que de alguna manera esos clavos de dolor y sufrimiento, también contribuyeron a la obra redentora de Jesucristo en el Calvario. Gracias a eso, todo aquél a quien le falte un tornillo, tenga necesidades, problemas y esté harto de sus propios errores, puede hallar una nueva vida en Cristo Jesús».

Todos hemos sido diseñados por Dios con una función específica. Cada una de las cualidades, rasgos físicos, dones y talentos que conforman a una persona han sido otorgados por el Padre Creador. «Aprendamos a valorar lo que nos ha sido dado por Dios y tengamos presente que somos el reflejo de su inmenso amor».

   Siento el viejo aguijón familiar de convicción en Filipenses 2:14-15 cuando nos dice, Háganlo todo sin quejas ni contiendas, para que sean intachables y puros, hijos de Dios sin culpa en medio de una generación torcida y depravada. En ella ustedes brillan como estrellas en el firmamento. (NVI)

Jeremías se queja ante Dios – Jeremías cp. 12 vs. 1 al 5
12 1SEÑOR, tú eres justo aunque yo discuta contigo. Sin embargo, te voy a  
     Exponer argumentos. ¿Por qué a los malos les va tan bien? ¿Por qué  
     Todos los traidores se salen con la suya?
2 Tú los plantaste y echaron raíces, crecieron y hasta dieron fruto. Te
  Mencionan frecuentemente, pero en su interior no te tienen cerca.
3 Pero tú me conoces, SEÑOR, me has visto y sabes muy bien lo que siento
  Por ti. Arrástralos como ovejas al matadero y señálalos para el día de la
  Matanza.
4 ¿Hasta cuándo va a estar seca la tierra y marchita la hierba de todos los
  Campos? Por la maldad de quienes habitan el país los animales y las aves
  Han desaparecido. Se atreven a decir: «Dios no verá nuestro futuro».
Respuesta de Dios a Jeremías
5 «Si quedas agotado cuando compites con los que corren a pie, ¿cómo vas a
  Poder competir con los caballos? Si sólo te sientes seguro en una tierra
  Tranquila, ¿qué harás cuando estés en la densa selva del Jordán?

En la biblia, encontramos pasajes donde Dios hace muchas comparaciones de nuestro caminar como cristianos y uno de ellas, es con un águila; Dios conoce el instinto especial de esta ave, y sus poderosas cualidades.

Inclusive los mismos biólogos han descubierto asombrosas características del águila en cuanto a su sobrevivencia en la tierra y es por ello, que Dios hace comparación con respecto a la vida cristiana.

   Un águila no pelea contra una serpiente en la tierra. La atrapa y la sube a los aires y la deja caer. Una serpiente no tiene aguante, poder o balance en el aire. En el aire es vulnerable, inútil y débil a diferencia de cuando está en la tierra que es peligrosa y poderosa.

   No luches tus batallas con herramientas humanas. No caigas en la trampa de bajar de nivel. Elévate a las alturas en las alas del Espíritu Santo y deja que Dios pelee tus batallas

   Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas. 2 Corintios 10:4 

  Pasaron cual naves veloces; Como el águila que se arroja sobre la presa. Job 9:26

Hoy es dia de reconocer definitivamente al Propietario de tu Vida: ¡Tu vida pertenece al gran diseño de Dios! Un dicho: donde manda capitán no manda marinero. O es Dios o soy yo. No hay lugar para dos en el timón de la vida.

ORA: Señor Jesus hoy vengo delante de ti para agradecerte por haber diseñado todo tan maravillosamente complejo y completo en mí. Perdóname por no ser buen administrador hasta hoy, de todo lo que me has entregado. Te reconozco como el propietario de todo y te ruego abundante sabiduría para gobernar bien todo aquello que me has entregado, aún hasta mi propia vida.

   Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán. Isaías 40:31

 

Iglesia CDD TU CASA – Pr. Horacio León