9 de Julio 122, San Antonio Oeste, Argentina
+54 9 293 446 0311
cddtucasasao@gmail.com

Ves lo que Dios ve?

Iglesia Cristiana Evangélica

UNA VISION ILIMITADA  

2 Reyes 6:8-23. Vemos como el criado de Eliseo se perturba por su incredulidad de la situación, el no se percataba de la gloria de Dios en ese lugar, lo que simplemente veía su vista natural era que estaban sitiados por miles de millares de gentes del ejército enemigo, sin embargo, había algo más allá de sus ojos, el cual solo el profeta de Dios   

Eliseo miraba debido a su visión espiritual desarrollada  El criado se miraba solo junto con Eliseo, sin embargo Eliseo sabía que no estaba solo había carros de fuego a su alrededor y guerreros dispuesto a luchar con las tropas enemigas de los sirios.

   Eliseo pide a su Dios que le sean abiertos los ojos del criado, hablaba de los ojos espirituales. No de la vista natural. Y cuando le son abiertos los ojos al criado ve como guerreros mandados por Dios estaban de su lado, gente con carros de fuego y grandes guerreros. Nuevamente ora Eliseo a Dios y esta vez para que los sirios no se percaten que al que buscaban estaba enfrente de ellos, y asi sucedió Eliseo los lleva a Samaria donde al llegar haya Dios abre los ojos de los sirios y estos se dan cuenta que están sitiados y con Eliseo enfrente de ellos, los Sirios se dan cuenta que han perdido la batalla.

 

 

      Nosotros como hijos de Dios somos llamados a ver con la vista espiritual. Tenemos que ver mas allá de los que nuestra vista simplemente nos proporciona. Nuestra visión es limitada pero Dios en su infinita gracia nos anima a que le pidamos una visión espiritual, para poder ver como nuestro Padre que está en los cielos ve.

   El criado de Eliseo vio a los protectores que Dios les había mandado gracias a la oración de Eliseo, esto para la manifestación de la gloria de Dios para con ellos y para demostrar que no están solos.

   Tú, hermano, en medio de tus luchas y dificultades pide a Dios que te muestre con los ojos espirituales y verás que no estás solo, verás que  tu padre celestial está peleando con las huestes malignas por ti…. el va delante de ti… el cuida de ti. Dios va por delante de nosotros. Y esto te lo quiere mostrar, quiere que no seas incrédulo, que tengas fe para que resistas los dardos del enemigo, quiere que tengas la espada del conocimiento de la palabra de Dios para hacer frente al enemigo, y sobretodo quiere que tengas la visión espiritual para que veas e identifiques los movimientos del enemigo cuando este se presente

 

 

 Mateo 13:14-16. 14 Además, se cumple en ellos la profecía de Isaías, que dice: De oído oiréis, y nunca entenderéis; y mirando miraréis, y nunca veréis.  15 Porque el corazón de este pueblo  se ha vuelto insensible

    En el pasaje anterior vemos como Jesús  nos dice que tenemos oídos pero no entendemos, aquí no nos habla de nuestro oír natural habla del oír espiritual, no escuchamos a nuestro Dios cuando nos habla, no vemos a Dios, ni vemos lo que Dios quiere que veamos, no vemos con los ojos espirituales ya que estamos ciegos en el plano espiritual, por eso no ves mas allá de los planes de Dios, ni ves la realidad espiritual…. 

A veces el señor deja ver su gloria a gente que no lo merece, sin embargo lo hace con el fin de glorificarse y enseñorearse sobre los reinos terrenales.

¿VES LO QUE DIOS VE?

Ilustración: Dos prisioneros se encontraban en una cárcel, dentro de una celda que contaba sólo con una pequeña ventana enrejada. Ambos miraban la ventana diariamente, pero uno de ellos sólo veía las rejas, mientras que el otro observaba las estrellas que estaban del otro lado. Dos personas pueden estar mirando lo mismo, pero captar realidades totalmente distintas.

  Una persona que vive con una visión negativa, lista para enfocarse en debilidades, fallas y fracasos, no podrá ver lo mismo que otra que vive con expectativa y siempre lista para recibir algo bueno de parte de Dios.

 

 

  En el pasaje de JEREMIAS 1:4-12, Dios le muestra una imagen a Jeremías y le pregunta: “¿Qué es lo que ves?”

Jeremías responde: “Veo una rama de almendro”. Él no vio sólo con sus ojos, sino que tuvo una visión de lo que Dios estaba por hacer. No se enfocó en su condición, ni en sus excusas, o en la condición del pueblo de Israel, que en ese tiempo estaba viviendo desconectado de Dios, sino que vio más allá de su propia realidad.

   ¿Qué es lo que ves? El almendro que vio Jeremías es el primer árbol que florece después del invierno, anunciando una nueva temporada: la primavera. Este árbol también es llamado “el despertador”. Dios usó la visión de un árbol para llamar a Jeremías y usarlo como un despertador en medio de su pueblo.

   Dios te ha llamado a ser la Iglesia, una iglesia que despierta a las generaciones, una iglesia que anuncia una nueva temporada, una iglesia que está dando frutos con lo nuevo que Dios está haciendo. En esta temporada, ¿ves lo que Dios ve?

 

 

   Los Hijos de Dios son llamados a ver y gozar de la gloria de Dios… pero si no tienes esa visión espiritual que se requiere, ¿cómo lo lograras?… necesitas dejar tu incredulidad a un lado, tener fe, tener una comunicación solida con el Padre, y conocer la palabra de Dios (la biblia).

Pide a Dios que se muestre su gloria en ti… pide que dejes de ser ciego y te regale la vista, una vista espiritual. Dile Abre mis ojos Cristo, porque yo quiero verte, yo quiero verte.

 

CDD TU CASA SAN ANTONIO OESTE

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido Protegido !!