9 de Julio 122, San Antonio Oeste, Argentina
+54 9 293 446 0311
cddtucasasao@gmail.com

Contentamiento o Superación Personal?

Iglesia Cristiana Evangélica

Dios siempre dará fuerza suficiente para soportar cualquier prueba

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece, Mensaje cristiano (Filip 4:13)

Consideremos uno de los versículos más conocidos y más citados en el Nuevo Testamento, uno de los más populares en nuestra cultura evangélica hoy en día. Me refiero a Filipenses 4:13:

Este vehículo se ha impreso en carteles, playeras y en murales en la pared. Una búsqueda rápida en el Internet revela que se pueden comprar llaveros, anillos, botones, camisetas, pegatinas, postales, pulseras, bolsos, y otras baratijas “cristianizadas” con las palabras de este versículo estampadas, bordadas o grabadas en ellos.

La ironía es que, al tomar este versículo fuera de contexto, personas han llegado a asignarle un significado extraño e incorrecto, completamente contrario a lo que realmente significa. A tal grado han llegado a distorsionar su significado, que se ha convertido en una consigna de superación personal y un slogan de ambición y logros. Para muchos, este versículo se ha convertido en una especie de lema para motivar la prosperidad material, la promoción profesional y el logro de éxito.

Pero su verdadero significado no tiene nada que ver con esto.

Si leemos Filipenses 4:13 aisladamente, sin mirar su contexto, es posible entender porque tantas personas lo toman como un slogan de superación personal o un cheque en blanco que promete cualquier deseo.

Fuera de contexto, “todo lo puedo” pudiera ser tomado como licencia para lograr cualquier cosa que queramos, desde ganar un partido de fútbol, perder peso, hasta conseguir un nuevo trabajo. Fuera de contexto puede ser tomado como una inspiración espiritual a algún deseo o ambición personal.

Pero en contexto, Filipenses 4:13 es un versículo que habla acerca de contentamiento, no de sueños hechos realidad o metas logradas. Se trata de estar alegres, satisfechas y fieles aun en las situaciones más duras de la vida.

Este versículo no se trata de ganar el partido de fútbol, se trata de la forma de responder cuando se pierde el partido de fútbol, o se lesiona durante la temporada. No se trata de conseguir aquel nuevo puesto de trabajo, aquella casa nueva o aquel traje nuevo; se trata de encontrar satisfacción en el trabajo ya hecho, en la casa que ya posee y en la vestimenta que ya cuelga en su armario.

No se trata de las palabras mágicas para cambiar sus circunstancias, más bien, se trata de confiar en el poder de Dios para estar contento en medio de circunstancias que no puede cambiar.

   Consideremos por un momento el contexto de Filipenses 4:13. Pablo escribe a los creyentes en Filipos:

10 En gran manera me gocé en el Señor de que ya al fin habéis revivido vuestro cuidado de mí; de lo cual también estabais solícitos, pero os faltaba la oportunidad.

11 No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación.

12 Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad.

13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Cuando el apóstol dice: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”, está hablando de contentamiento. Él había aprendido a depender de Cristo y estar alegre sin importar lo que estuviera pasando. Esto es lo que debemos aprender de este versículo, y lo que estamos llamados a imitar de Pablo. Por esa misma razón él escribe en el versículo 9:

9 Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros.

Si tomamos “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” fuera de contexto fracasamos en entender que esas palabras no hablan acerca de superación personal, sino de gozo y satisfacción en el Señor. Éste es el ejemplo que Pablo exhorta a los creyentes a seguir, pues la actitud que él poseía debe caracterizarnos a nosotros también.

Es fácil interpretar mal un versículo como éste. Cuando lo leemos, nos vienen a la mente cientos de cosas que no podemos hacer. En el ámbito de lo físico, por ejemplo, pensamos en algunas hazañas extravagantes que, para llevarse a cabo, requieren de un poder sobrehumano, o pensamos en grandes logros intelectuales que están más allá de nuestra capacidad.
Viéndolo así, las palabras del apóstol, lejos de ser un consuelo, se convierten en una tortura.

Lo que realmente nos enseña este versículo, es que el Señor nos dará el poder suficiente para hacer cualquier cosa que quiera que hagamos. Dentro de la esfera de Su voluntad no hay imposibilidades.

Pedro conocía este secreto. Comprendía que por sus propias fuerzas, no podría caminar sobre el agua. Pero estaba persuadido de que si el Señor le ordenaba hacerlo, entonces podía hacerlo. Tan pronto como Jesús le dijo: “Ven,” Pedro saltó de la barca al agua, y caminó hacia Él.

Normalmente, una montaña no se deslizaría al mar simplemente porque yo se lo mandara. Pero si esa montaña se interpone entre mí y el cumplimiento de la voluntad de Dios, entonces puedo decirle: “Quítate”, y será hecho.

En resumidas cuentas: “Sus mandamientos son capacitaciones”, por lo tanto, Dios siempre dará fuerza suficiente para soportar cualquier prueba. Nos capacitará para resistir toda tentación y conquistar cualquier hábito. Nos fortalecerá para que pueda llevar una vida de pensamientos limpios, motivos puros y hacer siempre las cosas que le agradan.

Cuando me falta fuerza suficiente para realizar alguna cosa o me derrumbo física, mental o emocionalmente, debo preguntarme si se debe a que he descuidado Su voluntad y estoy buscando mis propios deseos.

Es posible trabajar para Dios sin estar haciendo la obra de Dios. Una labor así no trae consigo la promesa de Su poder.

Por eso, es importante saber que estamos avanzando de acuerdo a Sus planes. Sólo así podemos tener la confianza gozosa de que Su gracia nos sostendrá y capacitará.

 

Iglesia CDD TU CASA – Pr. Horacio León

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido Protegido !!