CDD Tu Casa

Personas tóxicas: Como detectarlas!

 

El justo es guía de su prójimo, pero el camino del malvado lleva a la perdición (Proverbios 12:26 NVI). Escoger la persona con la cual convivimos, nos toca convivir en la vida diaria o elegimos como «amistad», es la decisión más importante, aparte de aceptar al Señor Jesús en su corazón. Hoy aprenderemos como, Bíblicamente, escoger a la persona correcta

 

DEFINICIONES: Una persona tóxica hace referencia a alguien que afecta directa y negativamente a sus más cercanos debido, entre otros aspectos, a su personalidad egocéntrica y narcisista – COMO DETECTARLOS?

 

El EGOCENTRICO es aquel que se considera como el centro de todos los intereses, el centro de atención, el centro de todo o el centro del mundo, que cree que sus propias opiniones e intereses son más importantes que las de los demás.  NARCISISTA: es un trastorno mental en el cual las personas tienen un sentido desmesurado de su propia importancia, una necesidad profunda de atención excesiva y admiración, relaciones conflictivas y una carencia de empatía por los demás.

 

  1. Habla mucho y escucha poco. …
  2. Creen tener siempre la razón. …
  3. Son muy teatrales y dramáticos. …
  4. Suelen mentir. …
  5. Son muy ansiosos. …
  6. Son excesivamente sarcásticos. …
  7. Son evasivos. …
  8. Suelen ir de víctimas.
  9. No son agradables con los demas
  10. Le encantan los chismes
  11. Se quejan por todo
  12. Sus historias son siempre grandiosas
  13. Tratan siempre de controlar a los demas
  14. Hay signos de adicción o dependencia (que tienen o tuvieron)
  15. Tu instinto grita…. CUIDADO con este/a

 

PERSONAS TOXICAS QUE HAY QUE EVITAR

 

LA PERSONA :“PITBULL” Prov. 22:24

  1. Esta persona es alguien iracunda. Alguien que guarda ira incontrolada, que en cualquier momento puede explotar y que cuando muerde…no suelta.
  2. La ira incontrolada revela inseguridad y una baja autoestima.

 

LA PERSONA: “GOTERA” Prov. 27:15

  1. Esta persona es alguien infeliz. Si no están felices ahora, mucho menos lo estarán después.
  2. Es mentira cuando estas personas dicen, “Cuando tenga esto o aquello estaré feliz.” Uno no tiene que tener para ser feliz, uno ya debe ser feliz y buscar hacer feliz a la otra persona.
  3. Una relación de amistad TOXICA causa problemas cuando revela los problemas que ambos ya tienen. Ejemplo: Esposo- “¡Ay me enoja esa gotera! Esposa- “¡Hay gotera en la casa porque no hay hombre que arregle el techo!”

 

LA PERSONA “BOMBERO”

  1. Es la persona que siempre está apagando el fuego de los sueños de otro. Alguien pesimista, negativo y renegón que no cree que el otro no pueda cumplir un sueño o deseo, porque siempre ve lo negativo.
  2. Hay personas que no tienen confianza en el otro, porque confía más en sí mismo. Esto sucede porque nunca se apoya al otro, sino se acostumbra a recibir solamente

 

LA PERSONA: “HOLLYWOOD”

  1. La persona que siempre quiere la atención. Es la persona que domina las conversaciones en los grupos o que siempre anda haciendo alarde de SU GRANDEZA. Estas personas según ellos, siempre necesitan atención especial.

 

LA PERSONA: “TRAGEDIA”

  1. Es la persona que siente lastima por sí misma, la víctima que siempre está sufriendo. Es la persona que siempre está cantando canciones de amarguras, tristezas, nunca de alabanza

 

LA PERSONA: “ABSALÓN”

  1. La traicionera que juega con los sentimientos de todo el mundo. Sin lealtad, fidelidad ni compromiso.

 

LA PERSONA: “HÍGADO BACALAO (UN ACEITE “SALUDABLE”)”

  1. La persona amarga que carga odio, resentimiento hacia otras personas. Estas personas llegan al punto donde comienzan a imitar lo que más odiaban y corrompen a los demás (familia, allegados, etc).

 

LA PERSONA: “CODICIOSA”

  1. La persona que siempre quiere más y más, nunca está contenta con la que tiene y por eso viven endeudados. Cuando hay este problema, entonces hay un riesgo de crisis financiera en la familia o en su propio entorno, que puede costarles muy caro.

 

Conclusión: Los anteriores puntos son consejos prácticos que debemos considerar antes de relacionarnos. Ahora ! cualquier parecido con la realidad,… es la Palabra de Dios la que nos confronta. Bendiciones

 

Pr Horacio – CDD Tu Casa San Antonio Oeste

 

 

Todo es de Él, por Él y para Él

TODO SE LO DEBEMOS A ÉL. “De Él, por Él y para Él”

1 Tesalonicenses 5:18 “Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús”.

 

Qué lindo es levantarte en la mañana y reconocer que si despertaste es porque Dios así lo quiso. ¿Cuánta gente hubiera deseado despertar este día y no pudieron?, ¿Cuántos hubieran querido vivir un día más y no lo lograron?, pero que lindo es saber que Dios ha tenido misericordia de nosotros.

 

Cada día nos quejamos de muchas cosas, de nuestro estado emocional, de nuestros problemas familiares, de nuestra situación económica, de nuestra situación de país, de todo lo que puedas quejarte durante el día. Pero ¿Cuantas veces has meditado que el simple hecho de tener vida y estar donde estas es porque Dios ha tenido misericordia de ti?

 

Hay personas en el mundo que están pasando por situaciones más difíciles que nosotros y aun así alaban a Dios y se gozan en su presencia, ¿Por qué nosotros que tenemos más ventaja que millones de personas en el mundo no hacemos lo mismo?

 

Yo quiero que hoy por un momento salgamos de la rutina diaria, que dejemos a un lado todo pensamiento negativo que me lleva a quejarme de mi estado y descansemos en el Señor, que meditemos en todo lo que Él nos ha dado, de lo cual sin duda se lo debemos.

 

Le debemos tanto a Dios que no nos alcanzaría todo el tiempo del mundo para cancelar nuestra deuda,

Quizá los últimos días en tu mente te has quejado de tu estado, pero en este momento el Señor me inquieta el corazón a decirte que DEBES SER AGRADECIDO, tienes vida y solo ese hecho es más impórtate que cualquier cosa. Y esa vida no te fue dada por ti mismo, sino por el Señor que tuvo a bien regalarte la vida y permitir gozar de todo lo que en algún momento puedes gozar, como el aire que respiras, como el vestido que TIENES, como el pan que comiste, que sin ser grandes cosas Dios te lo ha dado.

 

Es tu responsabilidad honrar a Dios con tus finanzas; y hay 3 maneras de hacerlo:

  1. En la manera en que produces finanzas.No hay tal cosa como robar, y diezmar para santificar lo robado.  Tú honras a Dios, no tan solo con lo que das, sino con la manera en que produces finanzas.  Tienes que hacer las cosas honradamente.  Las finanzas que tú produces, tienen que llegar del trabajo, del sacrificio, del esfuerzo, de negocios apropiados, lícitos. 
  2. En la manera en que le sirves a Dios con tus finanzas.Esto, a través de los diezmos, las ofrendas, con el pago de tus impuestos.  Cuando tú pagas tus impuestos correctamente, estás honrando a Dios.  Al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios. 
  3. En la manera en que gastas tu dinero.Hay quien da a Dios el diezmo, y con el restante 90% hace lo que mejor le parezca; pero, tanto el diezmo como el 90%, son de Dios.  Si tú diezmas, pero malgastas el restante 90%, no pretendas que el diezmo te funcione.  El diezmo lo que te asegura es que, si inviertes bien el 90%, entonces ese 90% va a rendirte más que si no diezmaras. 

No queramos medir la bendición de Dios a través de los bienes materiales y terrenales, la bendición de Dios no se mide por lo que tienes, sino por la FE que profesas.

 

Si a Dios no le importaran las finanzas, no invertiría tiempo haciéndonos saber, en Éxodo 16, que dio maná al pueblo por 40 años, y después carne.  En 1 Reyes 17, nos dice que Elías multiplicó el aceite de la viuda; en 2 Reyes 4, Eliseo también lo hizo.  En Mateo 14, te habla de que alimentó a 5,000; en Mateo 15, a 4,000; multiplicando.  En Juan, se nos dice que el primer milagro de Cristo fue cambiar el agua en vino;

 

Tú tienes que tener cuidado con las finanzas, porque tu vida gira alrededor de eso.  Y Dios quiere suplir tus necesidades, llevarte a un nivel de abundancia, de satisfacción, y que puedas vivir en la libertad a la que tú has sido llamado. 

Bienes dinero y bienes es porque Dios no te está bendiciendo, más yo siempre he creído y Dios no me dejara mentir que la bendición de Dios no está en los bienes que posees, ni en la falsa prosperidad que se nos quiere inculcar, sino en CREER y CONFIAR en El. Jesús no era ningún millonario, sin embargo se goza delante de su Padre. Pedro no tenía plata ni oro, pero lo que tenía les daba a las personas y estas eran sanas, Pablo dijo que había aprendido a vivir en la abundancia y en la escasez y que podía glorificar al Señor en cualquier circunstancia.

 

Ahora yo te pregunto a ti, ¿Qué tienes tu que Jesús, Pedro o Pablo no haya tenido?, ¿Hay algo que te hace más merecedor de las bendiciones que ellos?, ¿Por qué te quejas tanto por tu estado? Termina ya de una vez tus quejas y comienza a alabar y adorar al Señor por lo que tienes.

 

Por un momento te invito a que cierres tus ojos, y medites en lo bueno que Dios ha sido contigo, que escuches la siguiente alabanza que te dejo y que permitas que el Espíritu Santo de Dios te ministre:

 

Sin duda, TODO se lo debo a Él, Dios ha sido bueno, es hora de dejar de quejarse y Adorarlo. EL LO MERECE, EL TE AMA, EL TE SUSTENTA.

 

cdd tu casa san antonio oeste

 

 

El Nombre que Dios te dió

La bendición viene luchando. En el Antiguo Testamento, Dios llamó a Jacob utilizando dos nombres diferentes, como podemos ver en el pasaje de las Escrituras de hoy: «Acuérdate de estas cosas, oh Jacob, e Israel, porque mi siervo eres (Isaías 44:21). Dios podría haberle llamado solamente Jacob o Israel, pero quiso darle a Jacob dos nombres.

Hay una razón por la que Dios utilizó estos dos nombres: Jacob e Israel. Uno de ellos, Jacob, para nombrarlo como hombre, mientras que Israel, para nombrarlo como alguien que Dios bendijo. Dios también nombra a los creyentes del Evangelio utilizando dos nombres. Utiliza como individuos, pero cuando nos nombra como creyentes que nos ha dado Cristo, nuestro Dios, nos llama justos. El nombre Israel en el A. Testamento se le concedió a Jacob como una bendición después de haber luchado con Dios en oración toda la noche. «el que luchó con Dios y venció».

Esto ocurrió cuando Jacob oró por su hermano en el vado de Jaboc. «Señor, mi hermano viene de camino para matarme. Llegará mañana. Por favor, protégeme de su ira. Sálvame de mi hermano y bendíceme. No puedo dejar de orar si no me bendices. No dejaré que te vayas«. Entonces Dios intentó dejar a Jacob diciendo: «Déjame ir. La noche se va y el sol de la mañana se está levantando»: Jacob dijo: «Señor, no te dejaré ir si no me bendices». Al final, quizás movido por la oración sincera de Jacob, Dios cedió y dijo: «Te bendeciré»: Entonces Dios tocó la cavidad de la cadera de Jacob y dijo: «Tu nombre ya no será Jacob, sino Israel». Así es como el nombre de Jacob se cambió a Israel desde ese momento. De hecho, Dios disciplinó y bendijo a Jacob para construir Su Reino a través de él. Los descendientes de Jacob llegaron a encontrar el Reino de Israel después del éxodo de Egipto. Gracias a la bendita providencia de Dios el nombre de Jacob se cambió a Israel. De esta manera, Dios también nos ha bendecido a los que éramos pecados para encontrar el, y nos está llamando Su pueblo, santos y justos. Todo esto son las bendiciones y providencia de Dios. 


La Biblia dice: «Acuérdate de estas cosas, oh Jacob, e Israel, porque mi siervo eres (Isaías 44:21). Este pasaje contiene la providencia especial de Dios para construir Su Reino a través de Jacob. Dios llamó a Jacob Su siervo. Un siervo hace lo que le ordena su señor. Así que, cuando Dios llamó a Jacob Su siervo, quiso decir que «cumpliría Su voluntad» a través de Jacob. Por eso, en esta era del Nuevo Testamento Dios también nos está revelando a los creyentes del Evangelio que tiene un plan infinitamente bendito para nosotros. Ahora creemos en el Evangelio y Dios nos ha hecho el pueblo de Su Reino. En el futuro Dios revelará, a través de los creyentes del Evangelio, lo maravillosa que es Su misericordia y gracia al darnos la bendición eterna de vivir en Su Reino. Y Dios está dando testimonio a través de nosotros de que Él es digno de recibir alabanza y adoración por los siglos de los siglos.

En la actualidad, los que creemos en el Evangelio somos los que Dios llama Su pueblo y Sus siervos. Esto se debe a que Dios introducirá Su Reino a través de nosotros. De la misma manera en que Dios obró a través de Sus siervos en el Antiguo Testamento, en la era del Nuevo Testamento actual Dios está obrando a través de los que creen en el Evangelio para salvar a los seres humanos de todo el mundo de sus pecados. Podemos ver que Dios está perfeccionando Su amor y Su obra de salvación a través de Sus siervos. Debemos recordar que ahora somos los siervos de Dios y así dedicar nuestras vidas completamente a construir Su Reino. 


Isaías 44:21 dice: ¬«Israel, no me olvides. Yo deshice como una nube tus rebeliones».  Aquí, Dios nos dice a los creyentes del Evangelio que estamos haciendo la obra de Su Reino que siempre nos amará. Dios es el Dios vivo que obra con todos los que viven en Su Iglesia y que nunca se olvida de ninguno de ellos. Cuando nos damos cuenta de esto claramente, debemos vivir por fe.

Debemos vivir que, incluso en medio de la pandemia del coronavirus, Dios está obrando con Su pueblo y Sus siervos. Dios nos está ayudando con nuestro ministerio y siempre camina con nosotros. Por tanto, si oramos a Dios recordando lo que nos dijo aquí, no nos olvidará y veremos como la obra de Dios se lleva a cabo en nuestras vidas. Debemos creer que, incluso en este momento, Dios está escuchando todas nuestras oraciones. Entonces, ¿por qué ha permitido Dios que nos ocurran calamidades como la pandamia del coronavirus a los creyentes del Evangelio? En primer lugar, para darnos Su amor y salvación a todos los seres humanos que vive en el final de los tiempos, y en segundo lugar, para despertar a Su pueblo que cree en el Evangelio para que pueda ser vencedor por la fe. Por eso Dios permite estas circunstancias tan difíciles. De hecho, no se puede negar que Dios es el Dios de la justicia. Por tanto, aunque no orásemos a Dios, Él sabría lo que necesitamos y nos bendeciría. Sin embargo, aun así, los creyentes del Evangelio debemos orar a Dios porque tenemos el deber de glorificarlo al manifestar nuestra adoración y temor de Dios en nuestras vidas diarias.

 

Dios nos está diciendo que le pidamos ayuda y le glorifiquemos en nuestras vidas para que podamos hacer Su obra. Pedirle ayuda a Dios en nuestra vida diaria es vivir una vida que glorifica a Dios. Dios nos ha prometido que nos ayudará cuando oremos y de esto se trata orar. Dios nos está mostrando que, a través de la oración, podemos servirle de corazón en nuestras vidas. Por tanto, debemos orar para poder tener comunión con Dios. El hecho de que los creyentes del Evangelio del agua y el Espíritu puedan tener comunión con Dios hoy es posible gracias a nuestra fe en Su Palabra y nuestras oraciones. Entonces, podemos darnos cuenta de que, a través de nuestras oraciones, hemos recibido las grandes bendiciones de Dios.

A veces Dios nos permite sufrir para que tengamos comunión con Él. Dios contesta cuando los creyentes del Evangelio le oran, y cuando nuestras oraciones son contestadas, estamos inmensamente agradecidos. Dios nos permite darnos cuenta de que estamos en comunión con Él cuando oramos. Por eso, cuando confiamos en Dios de corazón estamos llenos de gratitud y agradecimiento. Este es el mensaje de Dios para todos nosotros en estos tiempos. Las bendiciones de Dios se dispensan con las oraciones que le ofrecemos y la vida de fe que vivimos. Si vivimos en estos tiempos por fe en Dios y Su Palabra, nuestros corazones darán gracias a Dios por la vida de gracia que nos ha dado como bendición. No queda más que decir que gracias a Dios por fe. Y también llegamos a darnos cuenta de que no hay nada más que hacer que alabar a Dios por la obra que ha hecho por nosotros.

 

CDD TU CASA SAN ANTONIO OESTE

PR. HORACIO LEÓN

 

 

error: Contenido Protegido !!